lunes, julio 6, 2020

Veinte años, la misma fuerza, la misma lucha

El club Palma mantiene el espíritu deportivo desde hace dos décadas y a través de su fundadora resalta el rol de la mujer en el deporte y la necesidad de crear más espacios para contener chicas.

Dos décadas atrás, pocas mujeres practicaban fútbol. En Capital Federal y Gran Buenos Aires era casi excepcional verlo y en el interior del país, como en prácticamente cada situación, era aún más difícil. De todos modos había mujeres que sí lo hacían y que fueron las piedras fundamentales y fundacionales para lo que hoy se vive y siente como un hecho natural. Como un derecho soñado, adquirido, ganado.

Hace veinte años, Silvana Arce fundó el Club Palma en Rio Gallegos y a partir de ahí su crecimiento nunca paró. Nenas de 6 años, hasta mujeres de 55 coinciden en su amor por la jugar al fútbol. Pocas eran en sus inicios, pero aún así encontraron el rumbo para empezar a competir no solo de manera local, sino en torneos regionales y en otros nacionales.

“El club lo fundé hace 20 años y nos caracterizamos porque solamente practicamos fútbol femenino. Es uno de los primeros clubes acá de Santa Cruz y pese a que costó muchísimo formarlo, amamos lo que hacemos. Somos todas mujeres, desde las nenas hasta las adultas que coincidimos en nuestro amor por el fútbol. En Río Gallegos cuando yo empecé a jugar, éramos como máximo siete equipos y hoy, veinte años después y tras una larga lucha, ya hay cerca de cuarenta. Algunos más competitivos y con trayectoria y otros que están iniciando pero no por eso es menos importante su trabajo”, destaca Silvana Arce con su voz tranquila del otro lado del teléfono.

Las más de sesenta chicas hoy están paradas en otro escenario. Las distintas categorías se encuentran sin prácticas, sin competencias y la pandemia no les permite encontrarse dentro de una cancha, aunque sí surgen diversas actividades a través de videos que les facilita mantenerse unidas a pesar de la distancia.

“No estamos desarrollando actividades por la pandemia. Somos conscientes de la situación y consideramos que todas las autoridades a nivel nacional en conjunto con las provincias están haciendo un gran trabajo. Nosotros, por lo pronto, estamos cumpliendo con todas las medidas para poder salir de esto. Desafortunadamente no tuvimos ninguna ayuda del estado nacional ni provincial, pero tengo confianza de que esto se va a revertir”, añora la dirigenta comprometida con las bases.

Justamente esas bases son donde actúan como institución. Encontrar respuestas y que las más chicas cuenten con valores no solo deportivos sino para abstrarse de malos hábitos: “Trabajamos muy de base y por eso quizá se hayan logrado tantas cosas. Uno trabaja en la parte formativa y como una escuela en todo sentido y como soy docente también trató de imponer una disciplina correcta y ese es el secreto de la formación y el éxito.

Justamente los logros se han dado de manera paulatina, no solamente dentro de la cancha sino también el contar con tierras propias: “Hoy Club Palma tiene un terreno que obtuvimos hace seis años atrás que se logró por una gestión política, gracias a la trayectoria y siempre representando y dejando en los más alto a Santa Cruz”.

Los sueños son muchos. No solamente los deportivos, sino el encontrar justamente un espacio donde poder albergar a más chicas que reciban contención personal y deportiva: “Como necesidad tenemos muchas pero bueno lo que yo pretendo es tener una sede. Tener un espacio físico para poder practicar ya que hoy lo tenemos que alquilar. Acá en el sur el clima no es tan bueno para la práctica de fútbol. Los días que hay buen clima podemos practicar en el playón, pero los que no, alquilamos un espacio y uno propio sería de gran ayuda para que también pueda ser utilizado por otros equipos del fútbol femenino”.

Vuelve a sus raíces Silvana y vuelve a recordar aquellos primeros años en los que todo costaba dos o otres veces más: “Hemos luchado mucho en el fútbol femenino para que ganarnos un lugar y seamos respetadas. Pasé por muchas cosas y he logrado un montón otras. Recuerdo el primer viaje a un nacional en el 2002 que gracias al apoyo de Néstor Kirchner y después de tres meses de insistencia fuimos a Hipólito Yrigoyen, Misiones, y pese a que todos nos decían que estábamos locas obtuvimos el tercer puesto”.

Y agrega: “Tampoco me voy a olvidar el 2013 ser campeona nacional y ganar los juegos Evita en Mar del Plata con la categoría sub 16 porque no es fácil salir campeón. Son logros tan importantes porque Santa Cruz tiene una medalla de oro y es a través del club”.

La política deportiva de Santa Cruz es buena, pero según la entrenadora hay algunos puntos que se deben cambiar: “Creo que debería enfocarse de otra manera. Aquí hay muchos clubes a los que el estado les aporta indumentaria o elementos deportivos, indumentaria y elementos deportivos, pero son dos o tres clubes los que tienen una infraestructura seria y algunos más con una sede pequeña. Yo creo que ahí hay que hay que apuntalar más y por ahí trabajar de una forma diferente”.

Esa transformación, considera, debe darse también desde el empuje que pueden dar los profesionales que son elegidos para los puestos clave: “Yo siempre digo que quizás a la hora de elegir no se eligen a las personas indicadas para hacer el trabajo. Considero que cuando se eligen a las personas que hacen el trabajo de alma muchas veces las cosas salen solas. No soy quién para juzgar, pero se que las personas que tienen pasión y fuerza por ver al deporte como algo transformador, los aportes serían mucho mayores y se llegaría a lugares que hoy no se llega”.

Ese aporte, esa ayuda, debería ser desde las bases y luego expandirse a los que hoy, cuentan con más recursos: “Tenemos que enfocarlo de otra forma y si se puede ayudarlos a todos, pero si no se puede comenzar con los que menos tienen o más necesiten. Acá sabemos quién es el que el que aporta en lo deportivo, más el que trabaja diferente, quién es el que va progresando paulatinamente y a veces a esos no les llega el apoyo necesario y merecido. Es necesario un cambio para el bien de los jóvenes y los adultos. Que las personas que estén al frente de ésto tengan una visión de lo que implica sus funciones y generar otros espacios, más contenido. Eso no quiere decir que estemos que estemos mal, pero sí cambiar para bien y para el deporte que es tan importante e inclusivo”.

El camino recorrido le ha dejado mucho al club y particularmente esa lucha, esa misma fuerza es la que Silvana Arce resalta: “Siempre le digo a mi esposo que yo he pasado tanto con mi club, luchado tanto por él, por esta institución, por el fútbol femenino, por las mujeres y las cosas que he logrado con tan pocos recursos económicos. Con mucho sacrificio, mucho trabajo en grupal, con los papás, hacer actividades, ferias, empanadas, Bingos o lo que sea. Y hemos logrado un montón de cosas en cuanto a los resultados, hemos logrado cosas importantes para la provincia y sobre todos para los chicos”.

Los días pasan más rápido de lo habitual en la cuarentena. Mirar para atrás y ver que pasaron veinte años de aquella piedra fundacional parece mentira. Seguramente el fútbol femenino de Santa Cruz no sería el mismo sin el Club Palma.

De todos modos, para quienes no es igual es para la vida de esas niñas, adolescentes y adultas que pasaron por una institución que siempre y en cada momento buscó que las puertas para las mujeres siempre estén abiertas y si no lo estaban, luchar para que se abran y nunca más se cierren.

Seguínos en nuestro Facebook o Instagram y enterate de todas las novedades de Infancia Deportiva!

Eze Juaristi
Periodista Deportivo. Redactor, productor periodístico, conductor en Radio. Pienso que es fundamental para estos tiempos volver a pensar al periodismo como hecho formador e informador. Necesitamos confiar en la información que leemos, miramos y escuchamos.

Latest Posts

Catamarca entregó subsidios a clubes de barrio

Bajo los programas "Clubes en Obra", "Clubes...

Esperá que el subsidio ya llega

El ministerio de Turismo y Deportes y...

Tucumán pone primera para condonar deudas de Clubes

Se presentó el Proyecto de Fortalecimiento Deportivo...