La Unión Africana suspende la membresía de Malí después de un segundo golpe en nueve meses | Noticias de The Guardian Nigeria

El coronel Asimi Gueta habla con la prensa en el Ministerio de Defensa de Malí en Bamako, Malí, el 19 de agosto de 2020, luego de confirmar su cargo como presidente del Comité Nacional para Salvar al Pueblo (CNSP). – La junta militar que tomó el poder en Malí el 19 de agosto de 2020, exigió a la población que reanudara sus “actividades” y cesara el “sabotaje” al día siguiente del golpe de Estado que derrocó al presidente Ibrahim Boubacar Keïta y su gobierno. (Foto de Malik Konat / AFP)

La Unión Africana anunció la suspensión inmediata de Mali y amenazó al empobrecido país con sanciones después de un segundo golpe militar en nueve meses.

El golpe provocó profundas preocupaciones sobre la estabilidad en la volátil región del Sahel y advertencias de sanciones económicas en toda la comunidad internacional.

El Consejo de Paz y Seguridad de la UA dijo en una declaración tardía que la UA “decide … suspender inmediatamente a la República de Malí de participar en todas las actividades de la Unión Africana, sus órganos e instituciones, hasta que se restablezca el orden constitucional normal en el país. país.” martes.

La medida sigue a un comentario similar el domingo por la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO).

En su declaración, la Unión Africana pidió al ejército que “regrese urgente e incondicionalmente a los cuarteles y se abstenga de intervenir más en los procesos políticos en Mali”.

Advirtió que si los militares no entregan el poder a los líderes civiles de transición, “el consejo no dudará en imponer sanciones específicas y otras medidas punitivas”.

READ  Biden tropieza a bordo del Air Force One Noticias de Guardian Nigeria

Condenó el golpe “en los términos más enérgicos” y agregó que estaba “profundamente preocupado por la evolución de la situación en Malí y su impacto negativo en los avances logrados hasta ahora en el proceso de transición del país”.

El hombre fuerte, el coronel Asimi Gueta, asistió a la cumbre de crisis de la CEDEAO en Ghana el domingo para discutir el tema militar, pero ahora ha regresado a Malí.

En agosto pasado, Guetta fue dirigida por los oficiales del ejército que derrocaron al presidente electo Ibrahim Boubacar Keïta luego de protestas masivas contra la presunta corrupción y una insurgencia yihadista sangrienta.

Después de la toma de posesión, los militares acordaron nombrar a civiles como presidente interino y primer ministro bajo la presión de las sanciones comerciales y financieras impuestas por la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental.

promesa electoral
Pero en una medida que provocó un alboroto diplomático, los soldados detuvieron la semana pasada al presidente de transición Bah Ndao y al primer ministro Mukhtar Owani, y los dejaron en libertad el jueves porque dijeron que habían renunciado.

El Tribunal Constitucional de Malí completó el viernes el ascenso de Gueta a pleno poder con su nombramiento como presidente interino.

Con la junta incumpliendo su compromiso anterior con los líderes políticos civiles, se han planteado dudas sobre sus otras promesas, incluida la promesa de celebrar elecciones a principios de 2022.

El consejo militar dijo esta semana que continuaría respetando el cronograma, pero agregó que podría estar sujeto a cambios.

Estados Unidos y Francia, los ex colonizadores de Mali, amenazaron con sanciones en respuesta al segundo golpe.

READ  Joe Biden tropieza varias veces al abordar el Air Force One

Pero la Comunidad Económica de Estados de África Occidental, en una cumbre sobre crisis en Ghana el domingo, se abstuvo de volver a imponer sanciones, una medida que tomó después del primer golpe.

El bloque de 15 naciones todavía está presionando por una transición de Malí a un gobierno civil bajo un calendario previamente acordado.

La ministra de Relaciones Exteriores de Ghana, Shirley Ayorkor Bochoy, dijo después de la reunión que el bloque había suspendido la membresía de Malí en la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental hasta febrero de 2022, “cuando se supone que entregará el poder a un gobierno elegido democráticamente”.

Malí se encuentra entre los países más pobres del mundo y las anteriores sanciones de la CEDEAO se han visto muy afectadas.

También está luchando contra una insurgencia yihadista que surgió por primera vez en el norte del país en 2012 y desde entonces se ha extendido a Burkina Faso y Níger, dejando franjas del vasto país de 19 millones de personas fuera del control del gobierno.

You May Also Like

About the Author: Julio Frutos

"Nerd incondicional de Internet. Orgulloso especialista en café. Erudito en redes sociales. Organizador. Explorador. Ávido adicto a los zombis. Geek de la televisión. Estudiante amistoso".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *