La misión de Jenny Dillon de demostrar que “las mujeres también pueden hacerlo”

El vuelo acrobático es un deporte sofisticado en Argentina con exhibiciones públicas previamente restringidas a espectáculos aéreos, pero en 2019 la Asociación Argentina de Acrobacias Aéreas realizó su primera competencia nacional. Solo uno de los pilotos era mujer. Su nombre es Jenny Delon: la única piloto argentina que posee una licencia de vuelo deportivo FAI.

En esta competencia inaugural, Jenny obtuvo el primer lugar no solo en su clase sino también en la categoría general (planeador y avión), logrando las puntuaciones generales más altas para la competencia. También forma parte de la primera selección argentina en competir internacionalmente; En el Campeonato de Acrobacias Aéreas LOAS 2019, celebrado en Austria, Jenny ocupó el segundo lugar en su clase en la categoría de planeadores.

Con una precisión excepcional y pasión por su deporte, Jenny forjó una trayectoria profesional excepcional que la ayudó a celebrarse como una de las mejores pilotos de acrobacias aéreas de su país.

Pero, ¿qué la inspiró y quién la inspiró en este viaje salvaje por el cielo, bajo el control de su avión privado?

El padre de Jenny, que es piloto, trajo una foto firmada del famoso piloto estadounidense Patty Wagstaff para mostrársela a su joven familia. Jenny revela que, en retrospectiva, esto tuvo un efecto profundo en ella: “Quizás en ese momento no me di cuenta, pero ahora me doy cuenta de que esta foto de alguna manera me dio el mensaje, ‘Las mujeres también pueden hacer eso’.

Inspirada así por su padre, cuya pasión por la aviación la impulsa hasta el día de hoy, Jenny visitó el taller anual de vuelo en 2003 y descubrió algo nuevo y emocionante: las acrobacias aéreas.

READ  Rafael Nadal y Novak Djokovic se clasificaron para las semifinales, respectivamente

Nace la pasión. Ese mismo año, Jenny obtuvo la Licencia Argentina de Tripulación de Cabina y se comprometió a entrenar para su licencia de piloto completa, que obtuvo en 2009.

Con el apoyo total de su padre en su elección de carrera de aviación, fue a experimentar su primer vuelo con un amigo de la familia que inmediatamente tomó el teléfono para llamar a su padre y decirle “Jenny”. ella tiene Volar acrobacias aéreas. ella es Sobre mí ¡Para hacer esto! ‘

El primer vuelo en solitario de Jenny fue un momento crucial. Ella confesó: “Me conmovieron las lágrimas”.

Siempre empujando sus límites para mejorar su estilo, en 2011 viajó a Estados Unidos para entrenar en acrobacia aérea con Greg Koontz, volando en el Super Decathlon. También en los EE. UU., Jenny también tuvo la oportunidad de conocer al piloto que sin saberlo la inspiró cuando era niña: como regalo de bodas, el padre de Jenny le dio varias horas de entrenamiento con Patty Wagstaff en Florida donde probó volar en un Super Decathlon y Extra. 300:

“Fue una gran experiencia poder volar con Patti, ¡y finalmente conocí a la mujer de la etiqueta!”

Volar con otros pilotos es una oportunidad única que Jenny disfruta cuando compite en el extranjero, pero su posición única como piloto acrobático en Argentina ha ayudado a atraer la atención de los medios, lo que allanó el camino para que otras mujeres la siguieran en su trayectoria de vuelo.

El presidente de la Asociación Argentina de Acrobacias Aéreas reconoce el éxito de Jenny y espera que su espíritu pionero ayude a ganar impulso para el deporte:

“Otras mujeres están comenzando a volar aquí, ya sea entretenidas o en espectáculos aéreos, y gracias al ejemplo que está jugando Jenny, ahora están en competencias”.

La propia Jenny comentó: “Me alegra que gracias a la difusión mediática que fui testigo de mi participación, mucha gente haya descubierto este deporte y hay algunas mujeres que están interesadas en iniciar esta actividad en Argentina”.

READ  Twai advirtió sobre Argentina - FBC News

Para continuar aprovechando su éxito tanto en su avance técnico como en el aumento de la participación femenina, Jenny ha invertido en su jet privado, el Super Decathlon. ¿Qué le depara el futuro?

“Por el momento, disfrutaré de mi nuevo avión, para entrenar y divertirme. Espero participar en futuras competiciones, esta vez en la clase de fuerza”.

Jenny Dillon Argentina

Esto incluye el próximo campeonato nacional, en el que entrenarás con al menos tres viajes diarios de veinte minutos, al menos dos veces por semana. Después de todo, no es solo el género de Jenny lo que la hace destacar entre la multitud en Argentina, sino que también su dedicación e inversión en actuaciones de clase alta es lo que la convierte en una inspiración para los demás.

Conocer a Jenny con un piloto le dio el impulso de volar por el cielo. En FAI estamos seguros de que la propia historia de Jennie encenderá una chispa para otras mujeres jóvenes.

Créditos de la imagen: Jenny Dillon

You May Also Like

About the Author: Marguerita Campuzano

"Lector. Practicante de cerveza. Experto en la Web. Geek de viajes sutilmente encantador. Especialista en música amigable".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *