El estudio examina la facilidad con la que se propaga la resistencia a los antibióticos

© Shutterstock

Investigadores de la Universidad Tecnológica de Chalmers han concluido que una importante transferencia genética entre las bacterias de nuestros ecosistemas y los humanos puede estar relacionada con las bacterias que causan enfermedades en los humanos y que están desarrollando resistencia a los antibióticos.

“En los últimos años, hemos visto genes de resistencia propagarse a patógenos humanos en un grado mucho mayor de lo que cualquiera hubiera esperado”, dijo Jan Zrimek, investigador en sistemas y biología sintética de la Universidad Tecnológica de Chalmers. Muchos genes parecen haberse originado en una amplia variedad de especies y entornos bacterianos, como el suelo, el agua y las bacterias de las plantas. Esto fue difícil de explicar porque, aunque la conjugación es muy común, pensamos que había restricciones claras sobre las especies bacterianas que podían transferir plásmidos entre sí “.

Zrimek notó que los plásmidos pertenecen a diferentes grupos cinéticos, o agrupaciones MOB, para no transmutar entre ninguna bacteria. Con este fin, Zrimek ha desarrollado nuevos métodos de análisis de datos que muestran que la transferencia de genes puede ser ilimitada y más difusa de lo esperado.

Los investigadores formularon un algoritmo que identifica regiones de ADN específicas necesarias para la conjugación, llamadas regiones oriT, con grandes cantidades de datos que consisten en secuencias genéticas del ADN de miles de plásmidos.

El trabajo reveló que el número de regiones oriT puede ser aproximadamente ocho veces mayor que el encontrado por el método estándar utilizado en la actualidad; El número de plásmidos móviles puede ser el doble de lo que se conocía anteriormente; Y el número de especies bacterianas que tienen plásmidos móviles puede ser el doble de lo que se conocía anteriormente.

READ  Cometa del borde del sistema solar que mata dinosaurios: un estudio

“Estos resultados podrían indicar una sólida red de transporte de plásmidos entre bacterias en humanos, animales, plantas, suelo, entornos acuáticos e industrias, por nombrar solo algunos”, dijo Zrimek. “Esta puede ser una posible razón del rápido desarrollo de resistencia a patógenos humanos que hemos observado en los últimos años”.

You May Also Like

About the Author: Thera Pecina

"Bacon ninja. Gurú del alcohol. Orgulloso explorador. Ávido entusiasta de la cultura pop".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *