domingo, mayo 31, 2020

Alto Juniors: Como hacerse grande desde un barrio humilde

Alto Comedero, la zona más humilde de Jujuy, cuenta con un club de barrio que nació en 2011 y que, con su trabajo, ha podido darle espacio a chicos, adolescentes, adultos y cada aquella persona que se quiera sumar.

Casi diez años pasaron desde que comenzó a rodar la pelota en las canchas de Alto Comedero. Esas canchas, permitieron darle espacio a los sueños de chicos, adolescentes y adultos y hoy, a una década de ese inicio, el Club Atlético Alto Juniors, el popular club de barrio se dispone a dar un salto no solamente desde lo deportivo, sino también desde el espacio que quiere darle a todo aquel que quiera practicar deportes.

Y es que el club, abre sus puertas para chicos desde cinco años y también para el jugador más grande de primera que tiene cuarenta y cinco, pasando por todas las categorías y convertirse así en la única institución del barrio en estar federado y competir en la liga jujeña de fútbol.

A su vez, que aquellos que buscan otro deporte puedan practicar boxeo y en lo inmediato pensar en retomar la escuelita de basquet que en su momento abrieron y que luego, por falta de fondos tuvieron que cerrar.

De todos modos, hay piedras en el zapato que no les permite distrutar de esas sonrisas de chicos y grandes.

La burocracia jujeña le impide contar con terrenos propios que le brinden la seguridad de tener su espacio. Hoy, como cada año, es uno de sus principales objetivos y sueños, pero chocan una y otra vez con la misma respuesta: “No hay terrenos aptos para un club”.

Esta mentira gubernamental, excede sus deseos. Los pisotea y los pasa por encima pero no los detiene. No los detiene ésto ni haber recibido tan solo tres subsidios aislados desde que abrieron sus puertas. Si, desde 2011 hasta 2020, tres subsidios que simplemente fueron algunas gotas en el seco suelo de Alto comedero.

Agua, que se convierte en gotas, gotas, que parecen la nada misma porque no hay un solo indicio que las políticas deportivas del municipio o la provincia mejoren o cambien.

Pero esa nada se convierte en todo cuando se mira el esfuerzo de los dirigentes, de los socios, de los chicos y de cada componente que entra al club. Porque como los chicos no pueden pagar, venden rifas, y los grandes que sí lo pueden hacer, son los que dan una mano encargandose de la cuota societaria para que el club sigue en pie.

Ese club, que como muchos otros sabe que una hora más de los chicos en su espacio es una hora menos en la calle. Ese club que sueña en grande para pensarse no solo como un espacio para hombres sino también para mujeres con sus equipos femeninos de fútbol.

Ese sentido de pertenencia que esta arraigado con las madres y abuelas preparando la comida para que los chicos en las jornadas puedan alimentarse. Esos padres y abuelos que bajo los rayos del fuerte sol se encargan de que no falte nada las tardes en las que hay partido.

Los Pioneros sueñan un espacio propio. Sueñan tener más pibes en sus canchas. Sueñan que vuelva el basquet. Sueñan ser el más grande de Jujuy. Sueñan que todo aquel que golpee la puerta pueda entrar a jugar un partido. Sueñan en grande y creen, desde la convicción, que los mas humildes en Jujuy también pueden jugar en primera.

Seguínos en nuestro Facebook o Instagram y enterate de todas las novedades de Infancia Deportiva!

Eze Juaristi
Periodista Deportivo. Redactor, productor periodístico, conductor en Radio. Pienso que es fundamental para estos tiempos volver a pensar al periodismo como hecho formador e informador. Necesitamos confiar en la información que leemos, miramos y escuchamos.

Latest Posts

Los clubes, en el Sur, también existen

Pese a que históricamente se pregona la...

Nació JUGar, un nuevo derecho para los chicos

Desde la Secretaria de la Niñez, Adolescencia...

La Secretaría de la Niñez lanzó un manual de actividades

Su elaboración busca que los padres y...